9 de marzo de 2016

Entregada




Me entrego al pecado
Porque  me gusta practicar lo que predico,
Y me entrego con la firme convicción de disfrutarlo
Me sumerjo en el y me vuelvo insaciable
Resulta sencillo escoger otro camino
Pero lo sencillo jamás me ha interesado.
.
.
A veces siento que lo pecaminoso me persigue
Y yo no hago el más mínimo intento por huir de el
¿Para qué?
Mis decisiones solo me afectan a mí
Y desde que recuerdo, lo prohibido
Me ha llamado
Me ha enfrentado
Me ha consumido
Y eso es sencillamente delicioso.
Siempre fui de esas que quieren ir más allá…
Un poco más allá de esos límites imaginarios
(Impuestos por la sociedad)
Porque
Amo el abismo, amo lo extremo, amo lo intenso e incluso lo ilógico
Me encuentro perdida, sin escapatoria alguna,
Me entrego más y más y sonrío pensando

Que jamás tendré intención de salir.


Verónica Tapia.
[2016]

9 comentarios:

Cualquier cosa que atraviese por tu mente, aqui!